martes, abril 27, 2010

Soneto a un tuitero que vio mejores días

Necesitaba sacar este engendro de mi mente, espero que haga sentido porque si no, me sería más fácil llorar que componerlo. Inspirado en un tuitero que solía ser genial, o al menos eso creí, y ahora… no sé, no quiero ni decirlo. Mmhh, OK, lo diré sólo para prevenir a otros: ha sido atraído por el Lado Oscuro de la Fuerza de los Tweets Automáticos.

No-usuarios de Twitter: favor de abstenerse. Ni siquiera es buena la rima.

-- o --

Me cansó tu mundo perfecto,
la soberbia de tus tweets;
ahora por fin decidí
darte unfollow en soneto.

Me pregunto qué pasó:
¿se convirtió en un vicio?
¿o fue que desde el inicio
lo que creímos no existió?

Del tiempo que te seguí
no quisiera ni pensar
prefiero dejarlo hasta aquí
para ya no mirar tu avatar
y pensar "¿me pasará a mí
que tanto disfruito tuitear?"


1 comentario:

  1. Ja Ja, hasta pense en seguir este blog... llegue a pensar que el venerable anciano de la foto, tendría razón, en lo que fuere pero la tendría.

    ResponderEliminar

Venga, sé que algo opinas